En Comú Podem denuncia que no se puede usar el catalán para pedir cita previa por la campaña de la renta y pide en el Gobierno que garantice su uso

Josep Vendrell pregunta al ejecutivo por qué el concurso se adjudicó por la vía de urgencia y sin publicidad, y censura que la empresa Konecta incumple la ley en no subrogar 100 trabajadores de la antigua prestamista del servicio
El diputado de En Comú Podem Josep Vendrell ha registrado en el Congreso una batería de preguntas escritas al Gobierno del Estado para restablecer de manera urgente el servicio de cita previa de la Agencia Tributaria en todos los idiomas oficiales del Estado, entre ellos el catalán. La medida parlamentaria se realiza después de constatar que este servicio no atiende llamadas en catalán y gallego, como venía siendo habitual hasta ahora.
El pasado 4 de julio el contacto de este servicio se adjudicó a la empresa Konecta BTO, por un importe de 3.682.000€. Un contrato adjudicado el pasado mes de abril por la vía de urgencia y mediante un procedimiento negociado sin publicidad, un hecho por el cual el diputado también ha pedido explicaciones. En el pliego de condiciones de la contrata se especificaba que la atención telefónica tenía que ofrecerse también en la lengua cooficial correspondiente: “las llamadas provenientes de Cataluña, la Comunidad Valenciana, Galicia e Islas Baleares tendrán que atenderse, a voluntad del contribuyente, en castellano o en la lengua cooficial propia de cada Comunidad Autónoma”. El diputado denuncia que actualmente “se estaría incumpliendo la propia política lingüística de la Agencia Tributaria”.
Es por eso que Vendrell pregunta al Ejecutivo de Pedro Sánchez “qué medidas tomará” para “garantizar los derechos lingüísticos de los contribuyentes de las comunidades con lenguas cooficiales”; en “qué fecha se restablecerá el servicio”, y qué medidas se tomarán contra la empresa Konecta “por incumplimiento de las cláusulas del contrato”.
Incumplimiento de la ley por la no subrogación de 100 contratos

Además de la no prestación del servicio en catalán, Josep Vendrell también ha registrado preguntas en relación a la política laboral de la empresa Konecta, y en concreto por su negativa de subrogar los contratos de 100 trabajadoras y trabajadoras provenientes del anterior emprendida prestamista del servicio, Sifu, y que forman parte de un centro especial de ocupación con discapacitado reconocida. La empresa Konecta, según Vendrell, estaría incumpliendo la nueva ley de contratos del sector público, que protege especialmente este tipo de puestos de trabajo, y que obliga a la subrogación de todas las personas con discapacitado que vinieran desarrollando su actividad en la ejecución del contrato. El diputado pregunta en el Gobierno qué medidas tomará para garantizar los 100 lugares de trabajo, y en qué plazo se piensan reincorporar.