Declaración sobre la tramitación de la ratificación del CETA en el Congreso de los Diputados

Los partidos y las organizaciones sociales reunidos en el Congreso de los Diputados el 17 de mayo de 2017 hemos aprobado en los últimos meses resoluciones, mociones o comunicados expresando nuestra preocupación sobre un conjunto de tratados de comercio e inversión, llamados de nueva generación, que la Unión Europea está negociando y/o en proceso de aprobación: el TTIP, el CETA y el TISA.

En estos posicionamientos nos hacíamos eco de las preocupaciones de importantes sectores económicos y sociales sobre posibles impactos a los derechos sociales, laborales, ambientales, la equidad de género, la seguridad alimentaria, la salud, culturales o informáticos, así como sobre la defensa de un espacio de mercado con concurrencia equitativa para los diferentes agentes económicos, que permita el fortalecimiento del tejido económico y social de nuestro estado.

También constatábamos los antecedentes de tratados de características similares, con una perspectiva de tiempo en funcionamiento que, lejos de responder a las expectativas iniciales en cuanto a la generación de puestos de trabajo y mejora de la economía, han supuesto serios problemas de subsistencia a importantes sectores económicos y extensas capas de la población, generando indeseadas consecuencias a nivel económico, social y político.

El pasado 24 de marzo el Consejo de Ministros acordó remitir a las Cortes la propuesta de ratificación del CETA, el Acuerdo Económico y de Comercio de Europa y Canadá con el objetivo de que sea rápidamente ratificado. Mientras en otros países este proceso de ratificación puede alargarse meses e incluso años y se puede acabar decidiendo vía referéndum, el Gobierno español ha optado por evitar un periodo de estudio, información y debate público con las partes sociales, económicas y las instituciones políticas afectadas.

Los grupos firmantes apoyamos la cuestión de constitucionalidad que se debatirá en el Pleno en el día de mañana junto con la enmienda a la totalidad al Tratado. Creemos que existen buenas razones para cuestionar algunos elementos del Acuerdo desde el punto de vista de aspectos esenciales del orden constitucional.

Por todo ello las organizaciones firmantes:

  • Nos ratificamos una vez más en la necesidad de un periodo de información y debate público en el que tanto los sectores sociales y económicos como las administraciones públicas afectadas por estos tratados puedan participar y conocer todas las implicaciones e impactos que pueden conllevar.
  • Consideramos que, más allá de la ratificación o no del CETA, el procedimiento empleado nos plantea una cuestión de calidad mínima de nuestra democracia, así como de falta de respeto a la ciudadanía y al resto de instituciones públicas implicadas.
  • En consecuencia, pedimos la suspensión del procedimiento iniciado para la ratificación del CETA, la retirada del proyecto remitido por el Consejo de Ministros a las Cortes y la apertura de un nuevo procedimiento con la participación de todos los actores implicados.
  • Pedimos a los grupos políticos con representación en el Congreso que permita que el Tribunal Constitucional valore la constitucionalidad de este Tratado y votando a favor de la iniciativa en el Pleno del jueves.

EN COMÚ PODEM; UNIDOS PODEMOS; EN MAREA; ESQUERRA REPUBLICANA; EHBILDU