El Grupo Confederal UP-ECP-EM y ERC piden la comparecencia urgente de la Ministra de Sanidad después del anuncio de una reforma del copago de los pensionistas

El Grupo Confederal Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea y el grupo parlamentario de Esquerra Republicana ha solicitado hoy la comparecencia urgente de la Ministra de Sanidad y Servicios Sociales, Dolors Montserrat, en la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados después de que ayer anunciara que pretende reformar el copago de la población pensionista.

Desde que en el año 2012 el gobierno del Partido Popular aprobó el Real Decreto 16/2012, todas las medidas en relación al copago –salvo la exención a desempleados sin prestación- han ido encaminadas a disminuir la aportación pública en el precio de los medicamentos e incrementar la parte privada, tanto en población activa como en pensionista, tanto en rentas bajas como en rentas altas.

En el día de ayer la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad hizo unas declaraciones anunciando la intención de incrementar el número de tramos en el copago de los pensionistas con rentas entre 18.000 €/año y 100.000 €/año en aras de una mayor progresividad, mientras su partido niega la necesidad de una reforma fiscal que realmente sea más progresiva.

La portavoz del Grupo Confederal en la comisión de Sanidad y diputada de En Comú Podem, Marta Sibina, ha recordado que, en los años de la crisis, ante la alta tasa de desempleo y la precarización creciente de las personas empleadas, “las rentas procedentes de las personas pensionistas se han destinado no solo a su subsistencia sino también a la de un mayor número de miembros de las familias; en ese contexto, subir el importe del copago a esta población es empobrecer al conjunto de las familias”.

Ante estas noticias, el Grupo Parlamentario Confederal Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea conjuntamente con Esquerra Republicana ha registrado una petición de comparecencia urgente de la Ministra, ya que, según la diputada de En Comú Podem Marta Sibina, “las reformas del modelo actual del sistema de copago farmacéutico han de ser las que lo guíen hacia su eliminación, dejando paulatinamente libre de copagos a un mayor número de personas”.

En este sentido, ambas formaciones insisten en que “a la progresividad fiscal se llega a través de una reforma fiscal que haga que paguen más impuestos quienes más tienen, no mediante la utilización de la enfermedad y el consumo de medicamentos como formas de redistribuir las rentas”.