En Comú Podem acusa al Ministerio de Justicia de “apostar por la impunidad y coartar las investigaciones” de casos de corrupción

El grupo En Comú Podem en el Senado ha defendido en su veto a la partida de justicia de los Presupuestos Generales del Estado 2017 que el Ministerio de Justicia “apuesta por la impunidad y coarta las investigaciones” de los casos de corrupción ante la falta de recursos que destinan los presupuestos a la investigación y el enjuiciamiento de delitos relacionados con la corrupción. “La lucha contra la corrupción, revisando su proyecto de presupuestos, no es una preferencia”, ha dicho el senador Joan Comorera, a la vez que ha puesto en duda la independencia de la Fiscalía al no tener el Ministerio Fiscal independencia fiscal. “Dime lo que inviertes en justicia y te diré cuánto luchas contra la corrupción”, ha querido recordar Comorera.
El senador ha apuntado que pese al aumento del 7,6% de la partida destinada a justicia, el presupuesto se sitúa por debajo del que se destinó en 2010, destacando la reducción acumulada que ha sufrido esta partida en los últimos años. “Siguen maltratando al poder judicial, con estos presupuestos difícilmente van a conseguir ninguno de sus objetivos de conseguir una justicia más ágil y eficaz, mejor organizada, independiente…”, ha explicado Comorera. Además, también ha querido recalcar la baja dotación que recibe la justicia gratuita, ya que considera que “ningunea” a los profesionales que trabajan en el turno de oficio. “Estoy acostumbrado a oírles loar el trabajo realizado por los profesionales de la justicia del turno de oficio, pero el compromiso con ellos no puede quedarse en palabras año tras año”, ha dicho al Ministro de Justicia.
Comorera también ha criticado que únicamente se prevea ampliar la plantilla con 25 fiscales y 65 jueces cuando hay 549 aprobados sin plaza en la justicia y ha señalado la falta de asistencia jurídica obligatoria para las víctimas de violencia de machista, sobre lo que ha apuntado que “no se lucha contra esta lacra con minutos de silencio, sino con presupuesto”. “Justicia más justa y más rápida sin más medios, es, además de demagógica, irresoluble”, ha sentenciado.