En Comú Podem exige garantizar los derechos laborales de las mujeres que se sometan a tratamientos de reproducción asistida

El grupo de En Comú Podem en el Senado ha presentado una proposición de Ley en la que exige que se garanticen los derechos laborales de las mujeres que sometan a tratamientos de reproducción asistida o fecundación in vitro. “La realidad nos demuestra que son muchas las mujeres que han sido despedidas en el inicio del proceso de embarazo mediante estas técnicas”, ha dicho la senadora María Freixanet, “por eso presentamos esta modificación del Estatuto de los Trabajadores, para dar garantías a todas las mujeres desde el momento en que empiezan el tratamiento”. Y es que actualmente, pese a que España es el primer país de Europa en reproducción asistido y el tercero a nivel mundial, las empresas pueden despedir por absentismo laboral a las mujeres que utilizan estas técnicas. “Esta anomalía legal ya ha sido apuntada en sentencias del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia Europea”, ha recordado la senadora, a la vez que ha recordado que aprobar esta proposición de Ley es “fundamental” para garantizar la Ley de Oportunidades en el empleo.

El senador Óscar Guardingo, por su parte, ha explicado que esta proposición de Ley incluye también la protección laboral de los donantes vivos de órganos ya que “el actual ordenamiento jurídico permite a las empresas despedir a los trabajadores que donen órganos en base a la idea de absentismo laboral justificado que introdujeron las reformas de 2010 y 2012. El grupo busca equiparar la situación de los donantes de órganos con la de los enfermos de cáncer, contemplando el mismo nivel de protección. “Queremos garantizar la indemnidad de los trabajadores que donan órganos desde que empiezan las pruebas médicas hasta que finaliza su baja médica”, ha asegurado Guardingo.

Además, el grupo también contempla a los trabajadores con bajas médicas inferiores a 20 días con motivo de intervenciones quirúrgicas, rehabilitación o bajas hospitalarias, ya que, como ha apuntado Freixanet, “no puede ser que tengamos trabajadores que renuncien a la rehabilitación porque se exponen a un posible despido”. La proposición de Ley, en este sentido, propone eliminar el artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores ya que, como ha criticado Guardingo, “no se puede obligar a la gente a elegir entre salud y trabajo”.

Esta iniciativa, tal y como ha explicado la senadora Freixanet, pretende “modificar la dinámica de los últimos años en que cada cambio en el terreno laboral ha supuesto empeorar las condiciones de los trabajadores”.