En Comú Podem pide la comparecencia en el Senado de Artur Mas y Jordi Pujol para dar explicaciones sobre los presuntos casos de corrupción en CDC

El grupo en el Senado de En Comú Podem registrará hoy en la Cámara Alta su propio Plan de Trabajo para la Comisión de Investigación sobre financiación ilegal de partidos, donde figura una relación de comparecientes entre los que destacan los nombres de los ex-Presidentes de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol y Artur Mas, a quienes piden comparecer para explicar cómo se financiaba Convergencia Democrática de Cataluña. En el listado también figuran otros ex altos cargos de CDC, como los ex-tesoreros Andreu Viloca y Daniel Osácar, o el diputado del Parlamento de Cataluña, Germà Gordó.

En el Plan de Trabajo que presentará el grupo catalán se pide también la comparecencia de expertos en transparencia como la de la ex Fiscal Anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo, la Vicepresidenta de MásDemocracia, María de los Reyes Montiel, el Fundador y Director de Civis , David Cabo, o el Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Jaume Asens. Los fiscales de los casos Palau, Pretoria y del caso 3% que comparezcan, también se pedirá que comparezcan, junto con cargos y ex cargos del PP, empresarios y donantes.

La Comisión de Investigación se creó, a diferencia de la del Congreso más centrada en la financiación irregular del PP, para investigar casos de corrupción a todos los partidos políticos debido a los votos a favor de los populares y del PDECAT. El senador Óscar Guardingo tildó de “indignante” que sean “los partidos de Bárcenas y de la Madre Superiora” los que pidan investigar el resto de partidos cuando, como ha apuntado, son los partidos con más procesos judiciales abiertos por financiación irregular. “Es una farsa, el PP quiere utilizar esta Comisión para contraprogramar la del Congreso”, explicó.

Hoy se cierra el plazo para presentar los borradores de los planes de trabajo para la Comisión de Investigación y el próximo lunes 26 se definirá el Plan de Trabajo final, aunque “bajo amenaza” del Partido Popular de utilizar su mayoría absoluta en la Cámara para decidir el redactado final. “Mientras el Congreso se han hecho 6 reuniones para redactar el Plan, aquí sólo se quiere hacer una y con la mayoría absoluta del PP amenazando”, ha criticado Guardingo.