En Comú Podem presenta enmiendas y voto particular en varios puntos al considerar insuficiente el pacto de Estado contra la violencia machista

Mar García: “Seguiremos trabajando para conseguir un pacto que cuente con la participación de los movimientos feministas, necesitamos un pacto social más allá del político”

Hoy se aprobará en la comisión de Igualdad del Congreso el pacto de Estado contra la violencia machista, acordado el lunes por unanimidad en la subcomisión creada específicamente para esta cuestión. En Comú Podem ha trabajado intensamente en su elaboración y ha propuesto un gran número de medidas que han sido incorporadas al dictamen, que incluye un total de 200 y contempla una dotación económica de 1.000 millones de euros en cinco años. “El pacto de Estado contra la violencia machista es un primer paso, pero es insuficiente”, valora Mar García, diputada de En Comú Podem.

La vocal de la comisión de Igualdad lamenta que el pacto no incluya “un calendario concreto de puesta en marcha ni una dotación económica específica asociada a cada una de las medidas aprobadas”. García, además, considera que el pacto “se queda corto en muchos aspectos, como por ejemplo el hecho de que no hable de igualdad, cuando la lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres, tanto económica como de otro tipo, es un factor clave en la lucha contra las violencias machistas”. Desde En Comú Podem “reclamamos que hay que ir más allá y crear una ley marco, mucho más amplia, que englobe todas las violencias machistas en todos los ámbitos. Hay que sacar la violencia del ámbito privado: la violencia machista es social y se expresa en todas partes, de forma individual y colectiva “.

Por todo ello, hoy En Comú Podem presenta enmiendas y voto particular a varios puntos del documento. Más concretamente, el Grupo Confederal de Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea ha presentado un total de 32 votos particulares, entre los que se incluyen las siguientes medidas:

– La elaboración de una ley general de violencias machistas a partir de la cual se desarrolle legislación específica para cada tipo de violencia.
– La participación en la implementación, desarrollo y evaluación de las medidas propuestas en el pacto de los colectivos feministas que luchan día a día contra las violencias machistas y de los colectivos de mujeres.
– Un plan específico para la lucha contra la violencia machista ejercida sobre mujeres lesbianas, transexuales y transgénero.
– Un plan de garantía habitacional para las víctimas de violencia machista.
– La eliminación de las prácticas de esterilización y aborto forzosos a las mujeres con diversidad funcional.
– La derogación de la Ley Orgánica 11/2015, de 21 de septiembre, de reforma de la Ley del aborto, para reforzar la protección a la infancia y la adolescencia.

Asimismo, la diputada destaca que “vigilaremos muy de cerca que lo firmado se cumple y que los recursos económicos lleguen a quien los necesita, las 200 medidas deben ser una realidad lo antes posible”. En este mismo sentido, anuncia que “seguiremos trabajando para lograr un verdadero pacto de Estado que cuente con la participación de los movimientos feministas, no necesitamos sólo un pacto político sino también un pacto social”.

Entre las medidas que incluye el pacto de Estado contra la violencia machista, están las siguientes: se amplía el marco de consideración de la violencia machista incluyendo medidas contra la trata o el matrimonio forzoso; a pesar de no haber interpuesto denuncia las mujeres podrán ser consideradas víctimas y, por tanto, tendrán acceso a los recursos y se podrá garantizar su seguridad; las mujeres migrantes forman parte del pacto, sea cual sea su situación legal; se suspenderán las custodias compartidas, regímenes de visitas y visitas a las cárceles de los hijos menores de edad para padres maltratadores; también se han acordado medidas para que se eduque en todos los niveles escolares en la prevención contra el machismo y las conductas violentas; y se modificará la ley de régimen local para que los ayuntamientos recuperen las competencias en materia de violencia machista.