Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea condenan la cancelación de una conferencia de activistas palestinos en Casa Árabe al suponer un ataque a la libertad de expresión

La dirección de Casa Árabe ha cancelado la celebración de una conferencia sobre Palestina, “La sociedad palestina frente a la ocupación y el apartheid. Resistencia No Violenta, Boicot a Israel (BDS) y por los derechos humanos” prevista para el próximo martes 31 de enero. El comunicado no explica los motivos de la cancelación de un evento que los organizadores afirman había sido aceptado y programado desde el pasado 16 de enero y cuyo cartel ya estaba siendo difundido.

Sin embargo, el comunicado de Casa Árabe -entidad que programa actividades políticas y culturales sobre el mundo árabo-musulmán y, entre ellas, sobre Palestina- afirma que todas las actividades caben “sin más condicionantes que el rechazo a la violencia, el espíritu constructivo y la búsqueda de entendimiento”, fines que cumplen tanto Omar Barghouti, Manal Tamimi y Munther Amira como sus campañas que representan a cientos de miles de personas de todo tipo de origen y condición a lo largo de todo el mundo -incluidas las poblaciones palestina, israelí y judía- con fines no violentos, basadas en el respeto a la legalidad internacional y contra la ocupación y colonización de Palestina -recogido en numerosas resoluciones de Naciones Unidas, entre ellas la 2334 aprobada por el Consejo de Seguridad el pasado 23 diciembre de 2016-; el respeto a los derechos humanos, la libertad de movimiento, la no discriminación y contra el apartheid.

Exigimos que el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación rectifique y respete derechos tan fundamentales como la libertad de expresión y asociación, básicos para la democracia. Hay que recordar que numerosas instituciones han reconocido que las acciones del movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones están protegidas por los derechos de asociación y libertad de expresión. Así lo hizo la vicepresidenta y Alta Representante de la Unión Europea Federica Mogherini el pasado 15 de septiembre de 2016 citando la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Esta declaración se suma a la realizada también los gobiernos de Suecia, Irlanda y Holanda que, pese a no estar de acuerdo con los principios políticos de la campaña, reconocieron que el derecho a promover boicots es superior jurídicamente ya que se engloba dentro de la libertad de expresión. De la misma manera, el Parlamento de Navarra también reconoció el derecho al boicot como una “herramienta civil no violenta de solidaridad con Palestina” el pasado mes de noviembre de 2016.

La cancelación de la conferencia en Casa Arabe no sólo lesionaría gravemente la libertad de expresión sino que sería una posición de carácter político contra una expresión legítima y legal que pretende visibilizar la sistemática vulneración de derechos humanos y del derecho internacional contra la población palestina.