Unidos Podemos – En Comú Podem solicita en el Congreso que se investiguen las muertes del pasado jueves en la costa melillense

El Grupo Parlamentario Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha registrado este lunes, 4 de septiembre, en el Congreso de los Diputados, la solicitud de comparecencia en comisión del ministro del Interior, el secretario de Estado de Seguridad y el director de la Guardia Civil a fin de que expliquen lo ocurrido en el operativo que tuvo lugar la madrugada del 31 de agosto al 1 de septiembre en las cercanías de las playas melillenses.

El día 31 de agosto a través de la cuenta de twitter de Helena Maleno, activista de la organización Walking Borders – Caminando Fronteras se informaba de que en el transcurso de la devolución en caliente de una patera cerca de Melilla había habido un accidente. La patera, en la que según fuentes de la misma organización y de las personas supervivientes viajaban 45 personas (30 según fuentes de la Delegación de Gobierno), fue bloqueada por la Guardia Civil con el fin de que no rebasara la línea territorial marítima que divide aguas españolas y marroquíes y a la espera de que llegara la Marina marroquí y se llevara la embarcación. Esta práctica resulta bastante habitual, tal y como reconoció el propio Ministro del Interior, como herramienta de control migratorio y, junto con las devoluciones terrestres, forma parte de lo que se conoce como devoluciones en caliente y que fue incluido en la reforma de la Ley de Extranjería.

Hay testimonios que aseguran que, durante ese proceso, la embarcación volcó y varias personas fallecieron al caer al agua. Posteriormente, el día 1 de septiembre, se daba a conocer la muerte de al menos siete de las mujeres que viajaban en la embarcación. Fuentes marroquíes como la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) y algunos medios afirman que había trece cuerpos en la morgue.

Así, el Grupo Confederal ha pedido estas comparecencias para que aclaren en qué circunstancias se han producido este accidente y que se depuren las responsabilidades políticas, penales y administrativas correspondientes. Además, queremos que se decreten tres días de luto oficial, igual que en los atentados de Barcelona, porque todas las vidas valen lo mismo.